Categoría: Tartas Fondant

El Victoria Sponge Cake, el bizcocho ideal para forrar de fondant

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

victoria-sponge

¿Has oído hablar del Victoria Sponge Cake? Seguro que sí, pero, por si acaso, te refrescamos la memoria. Se trata del mejor bizcocho para que después puedas decorarlo con fondant. Es un bizcocho de grandes dimensiones y alcanza al menos los nueve o diez centímetros de altura después de la cocción.

Como la corteza es dura es el ideal para hacer tus tartas con fondant porque aguanta a la perfección el peso de todos los ingredientes del fondant. Puedes pensar que la masa, después de la cocción esté un poco dura y reseca, pero si sigues todos los pasos que te vamos a dar te va a quedar riquísimo. Como te decimos, luego lo puedes decorar con el fondant y sorprender con una tarta espectacular en algún cumpleaños, boda, bautizo.

Una cosa os queremos decir. Este bizcocho también permite añadirle otros ingredientes para conseguir el sabor que tú quieras. Estamos hablando por ejemplo de avellanas, nueces, almendras, chocolate… o lo que se te ocurra. Pero si decides incorporar estos sabores tienes que restar los gramos de estos ingredientes de los gramos de harina para que resulte perfecto.

Pues vamos a poner las manos en la masa

Ingredientes

  • 400 gramos de mantequilla
  • 8 huevos
  • 600 gramos de harina
  • 400 gramos de azúcar
  • 16 gramos de levadura
  • 1 pellizco de sal

Nota: Procura que todos estos ingredientes, a la hora de utilizarlos estén a temperatura ambiente.

Modo de elaboración

  1. Mezcla la sal, la harina y la levadura en un bol. Procura que esté todo muy bien tamizado para que esté todo muy fino y no tenga ningún grumo y resérvalo.
  2. Es ahora el momento para que añadas los 400 gramos de mantequilla y los 400 gramos de azúcar en otro bol. Coge la batidora y bate esta mezcla unos diez minutos. Tienes que comprobar que la masa crezca.
  3. No abandones todavía la batidora porque ahora tienes que añadir los huevos. Es mejor que los añadas uno a uno y sin dejar de batir.
  4. Sin dejar de batir y una vez estén los ocho huevos puestos es el momento de que pongas los 600 gramos de harina, la sal y la levadura. Es conveniente que vayas incorporándola cucharada a cucharada.
  5. Si decides poner otros ingredientes como nueces o avellanas este es el momento de hacerlo.
  6. Ahora hay que poner toda la masa al molde que ya debes tener forrado (un poco más abajo os explicamos cómo se forra el molde) y ponlo en el horno. La temperatura adecuada debe ser de 160 grados y debes tenerlo unos 90 minutos. Por si acaso pincha la masa de vez en cuando con un palillo hasta el fondo y si sale limpio es que ya lo tienes cocido. Ten mucha precaución en este punto porque este bizcocho es muy alto y tienes que pinchar hasta el fondo. Es un bizcocho de cocción lenta. Si tarda más de 90 minutos no tienes por qué preocuparte.

Ahora vamos con lo de forrar el molde. Lo primero que debes tener en cuenta es que este bizcocho es muy alto. Puede alcanzar hasta los diez centímetros de altura así que tu molde debe ser también de paredes altas, como mínimo de unos cinco centímetros.

Y como has visto el tiempo de cocción también es elevado. Lo mejor es que forres todo el molde con papel especial de horno y luego untar todo el forro, incluyendo las paredes y el suelo con mantequilla para evitar que se pegue.

Y, una vez hecho, ¡a decorar!

Pues ya lo sabes, el Victoria Sponge Cake es el mejor bizcocho que puedes hacer para decorar después con fondant y que te salgan tartas espectaculares. Lo de la decoración del fondant ya lo dejamos a tu imaginación.

¿Has hecho alguna vez este tipo de bizcocho? ¿Lo has hecho así o tienes algún secreto especial que quieras compartir? Pues, venga, no te lo pienses más y nos lo dices en los comentario, ¿vale?

¿Te ha gustado este post? Pues ¿a qué esperas para compartirlo?

Postres divertidos para los niños

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

 

banana-choco

Vamos a pensar en los más peques de la casa. ¿A quién no le apetece meterse en la cocina y preparar divertidos postres pensando en los niños? Pues a todas, ¿verdad? Oye, y no hace falta que sea una ocasión especial.

Podemos hacerles postres divertidos cualquier día de la semana. Evidentemente sería imperdonable no hacerles una tarta de cumpleaños cuando se acerca ese gran día y él haya invitado a todos sus amiguitos de clase. Una fiesta de cumpleaños, sin tarta de cumpleaños, pues, ¿qué queréis que os digamos? Pues no es una fiesta de cumpleaños completa.

Tartas de cumpleaños de fondant

Pues, si te parece, vamos a empezar con las tartas de cumpleaños utilizando el fondant. Hoy no vamos a darte ninguna receta, sino que te vamos a dar algunas ideas para que las decores. Por ejemplo, ¿qué te parecería hacer una tarta fondant con los personajes más famosos de Mickey Mouse?  Pues clica en este enlace y podrás ver un buen ejemplo.

Y, no te preocupes. Aunque la veas un poco complicada es muy sencilla de hacer. Piérdele el miedo al fondant. Si compras un fondant de buena calidad verás que es muy sencillo de moldear y de decorar y quedarás la mar de bien.

Si tu hijo es futbolero, de esos que se pasa su tiempo libre dándoles patadas al balón, también puedes sorprenderle con esta tarta del balón del mundial. También es muy sencilla. Atrévete con ella.

Y en este otro enlace también tienes algunas ideas para hacer y decorar tartas de cumpleaños con fondant.

Por si es un “fan” de los súper héroes, aquí tienes este video que te va a venir de perlas como inspiración. Te presentamos al Capitán América en forma de tarta:

Los cake pops

Una buena fórmula de sorprender a los más peques es elaborar cake pops. Ya te hemos contado qué son los cake pops. Son como piruletas por su forma pero en realidad son minipasteles.

En este post ya te dimos una receta y un video con otras formas de hacer cake pops. Es un poco menos complicado que las tartas de fondant y también quedarás muy bien ante los amigos de tu hijo cuando celebre su cumpleaños.

Y, por su sencillez, son ideales para hacerlos cualquier día del año, sin que tengas que esperar a una ocasión especial. Desde luego los cake pops están súper de moda y lo único que necesitas es un poco de imaginación.

Tartas de frutas, también divertidas

Esto te va a encantar, seguro. Ya sabemos que a muchos peques, eso de comer fruta es como una especie de sacrificio. ¿Y qué te parecería hacer tartas divertidas con frutas? ¿Te has parado a pensar que si les haces la fruta atractiva a su vista se la pueden comer como un santiamén?

Aquí puedes ver un ejemplo de un simpático puerco espín un gato y una tortuga y, como ves, es muy fácil de preparar.

Y en este enlace tienes cinco recetas originales de tartas con frutas. Sólo tienes que tener un poco de paciencia pelando la fruta, pero seguro, seguro que les entra por los ojos y acabarán comiendo fruta como es debido. Te haces con un buen cuchillo para pelar fruta, y sin problema.

¡Ojo! Que la Organización Mundial de la Salud recomienda comer cinco raciones al día para que crezcan como Dios Manda. Si se la comen, algo habremos conseguido, ¿no?

Bueno, ¿Qué tal? ¿Te atreves hacer tartas divertidas para niños? Esperemos que estos consejos te sirvan de inspiración y que tus hijos disfruten con estos postres deliciosos. Por supuesto que si los haces tú te lo van a agradecer muchísimo.

¿Cómo decoras tus tartas y tus pasteles cuando los haces para los peques de la casas? Nos encantaría que nos lo dijeras en los comentarios y lo compartieras con todas las lectoras de este blog. Cuantas más ideas tengamos todas, mejor ¿no crees?

Tips para elegir la tarta más preciosa para tu boda

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

 

tarta-boda-fondant

Pues ha llegado el gran día o uno de los días más grandes de tu vida. ¡Te vas a casar! Así que ¡Enhorabuena! Sí, sí, nos lo imaginamos. Han sido unas semanas o incluso meses de lo más ajetreado. Parece que no, pero hay miles de detalles que cuidar para que ese día tan señalado salga a la perfección.

Que si el menú, que si cómo colocar a los invitados, que dónde te harás las fotos, cómo decorar la iglesia, ¿querrás que te hagan un video o no? ¿Harás un aperitivo previo a la comida o cena o no?

¿Y sabes qué pasa muchas veces? Que te olvidas de la tarta. Que es en lo último que piensas. ¡Pues muy mal hecho! ¿Sabes que todos los invitados están esperando este momento en que los novios cortan la tarta? ¿No? Pues debes tenerlo en cuenta y no dejar para última hora la elección de tu tarta. ¿Y cómo debería ser esa tarta? Pues vamos a ver si te podemos echar una mano con estos consejillos.

El estilo de boda

La tarta ha de ir en consonancia con el estilo que le hayas querido dar a tu boda. ¿Quieres una boda informal? Pues una tarta informal. ¿Es una boda campera o de gala? Pues lo mismo. Lo más lógico es que si tu boda es formal te inclines por el llamado estilo francés. Ya sabes una tarta sobria cuyo elemento principal es la nata. Pero si te vas a la playa a celebrar la boda, qué menos de hacer una tarta con sabores refrescantes y helados ¿no crees?

Otra cosa. Procura que la tarta vaya en consonancia con los elementos decorativos que hayas elegido para las instalaciones donde vayas a celebrar el compromiso.

La época del año

Pues esto está más que claro, ¿no crees? Si vas a hacer una boda al aire libre y en un clima caluroso evita las tartas con mucho betún o decorado con flores naturales porque se te va a derretir de inmediato.

Sabores

Por supuesto que el pastel de boda ha de ser muy apetitoso. Piensas que tus comensales habrán comido o cenado opíparamente y por tanto les debes ofrecer una tarta que invite a seguir comiendo. Y no hace falta que arriesgues mucho en cuanto a sabores. Los más habituales como lo de chocolate, vainilla o nata con algún relleno de crema o mermelada son los más indicados.

El mejor lugar para que destaque tu pastel

El pastel de boda debe ocupar un lugar destacado en el salón que hayas elegido para celebrar tu convite. Y el diseño ha de ser bonito, rompedor, para que todo el mundo se fije. Las tartas decoradas con fondant dan mucho juego. Hay muchas maneras de decorarlas. Con una buena manga pastelera y un poco de imaginación te puede quedar a las mil maravillas. Y siempre puedes ponerle o bien la pareja como toque final o una paloma. En este enlace tienes algunos bonitos diseños hechos con fondant.

¿La hago yo o la encargo?

Pues aquí viene la gran pregunta. ¿Te atreverías a hacer tú misma el pastel de boda? Con tanto ajetreo como lleva una boda, quizá lo más práctico es o que se encargue el propio restaurante que te ha organizado la boda o acudir a un pastelería de tu confianza.

Un poco de historia sobre la tarta nupcial

Se tienen referencias de pasteles de boda en la época romana y durante la Edad Media, pero realmente el “boom” de las tartas se dio a partir del siglo XIX. Algunos “tradicionalistas” si nos permitís esta expresión, dicen que un pastel de boda debe ser de color blanco, porque el blanco es sinónimo de pureza y que por el mismo motivo ha de estar coronada por una paloma blanca.

Sin embargo, no está de más que intentes “arriesgar” con el diseño de tu tarta. Sea como sea, el convite acabará siempre con la pareja de novios cortándola porque representa la primera labor que realizan juntos los recién casados y después de cortarlas la tradición también manda que se den mutuamente trocitos de pastel.

¿Estás pensando en tu pastel de bodas? ¿Y cómo te lo imaginas? Y si te has casado ya ¿nos quieres contar cómo elegiste tu tarta? Dínoslo en los comentarios.

Y si te ha gustado este post, compártelo. ¿No crees que a muchas novias a punto de casarse también les puede interesar?

Tartas de fondant para bautizos

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

tarta-fondant-para-bautizo-fondant.es

Seguro, seguro que te han hecho madrina de algún recién nacido. Tu hermano ha sido padre y te ha pedido que tú lo seas. Y llega el día del bautizo y tú quieres sorprender a todo el mundo, ya que eres la madrina, con una tarta fondant. Esa tarta fondant ha de ser la envidia de todo el mundo. Pero, ¿cómo la haces?

Puedes optar por una solución sencilla pero que va a resultar, seguro. Haz un bizcocho (que es muy sencillo) y después decóralo con los colores que tú quieras. Pero claro, también tendrás que hacer la base del fondant. Vamos a ir por pasos. Primero sigue esta receta de bizcocho:

Ingredientes

  • 120 gramos de harina de repostería
  • 120 gramos de azúcar
  • 4 huevos
  • 1 cuchara de café de esencia de vainilla o una cucharada de azúcar avainillado
  • 1 pizca de sal
  • Un poco de mantequilla para engrasar el molde

Modo de preparación:

  1. Precalienta el horno a 180 grados.
  2. Batir los huevos con el azúcar y la esencia de vainilla aproximadamente durante diez minutos en un bol. Puedes utilizar el túrmix. Y lo tienes que batir hasta que quede muy esponjoso.
  3. 3.      A continuación añade la harina y una pizca de sal y poco a poco lo vas mezclando todo muy bien utilizando una espátula hasta que esté toda la masa muy bien integrada.
  4. Inmediatamente hay que ponerlo todo en el molde. Ten la precaución de poner un papel de horno que sobresalga por las paredes del molde. De esta forma no se te enganchará la masa con el molde. También ponle un poquito de mantequilla.
  5. Mételo en el horno durante 20 minutos.
  6. Pincha la masa con un palillo largo y comprueba que esté todo bien horneado. Si en el palillo queda algo de masa, mételo en el horno cinco minutos más.
  7. Déjalo enfriar. Y cuando observes que está frío, quita la masa del molde.

Como puedes observar, ya tenemos el bizcocho realizado. Ahora nos toca decorarlo. El fondant lo puedes comprar en muchas tiendas especializadas, pero también lo puedes hacer en tu casa. Si lo quieres hacer tú misma tienes que tener estos ingredientes:

  • Saborizantes
  • Gelatina de postre
  • Agua fría
  • Glucosa
  • Glicerina
  • Mantequilla
  • Azúcar glas

Y lo preparas de la siguiente manera:

  1. Pon agua un bol con gelatina. Deja reposar la mezcla y al microondas.
  2. Añade mantequilla y una cucharada del saborizante que hayas elegido y otra de glucosa. Hay que removerlo todo otra vez y dejarlo unos cincuenta segundos de nuevo en el microondas.
  3. Después añades el azúcar glas hasta que tengas la textura que desees.
  4. Formas una bola con la masa que te haya resultado y ya lo tienes.
  5. Ahora sólo tienes que expandirla en una mesa y darle el color que hayas elegido. Lo puedes teñir con pinceles de cocina e ir probando hasta que te salga el color que deseas

Si el bebé es varón mucha gente opta por el azul y si es niña, pues el rosa. Pero aquí también vale tu imaginación.

Ahora sólo faltaría poner un pequeño detalle en lo alto de este bizcocho. Unos zapatos, una figurita de bebé… Lo que se te ocurra. Si eres muy mañosa puedes también elaborarla tú misma con la base de fondant que hayas hecho, aunque si tu figura es muy complicada igual necesitas hacer mucho más, o bien comprarlo en una pastelería.

Un poco de historia del bautismo

El bautismo que conocemos actualmente en la religión cristiana consiste en derramar un poco de agua en la cabeza del recién nacido para que entre “puro” en esta religión. Porque el agua es sinónimo de pureza. Es un rito que se practica en prácticamente todas las religiones y que ya realizaba el judaísmo en el siglo IV Antes de Cristo. El bautismo consistía en una inmersión entera del cuerpo. También se realizaban de esta manera en la religión cristiana.

Esperemos que el bautizo sea todo un éxito y que tú quedes la mar de bien con esta receta súper sencilla.

Por cierto, ¿te ha gustado este post? Pues compártelo con tus amigas. Seguro que le interesa cómo hacer esta tarta para bautizos ¿no crees?

Pudding navideño de pasas con cobertura de fondant

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

tarta fondant navidad

Hasta el día de hoy en Fondant, os hemos dado numerosas ideas para decorar tartas, galletas, cupcakes y cake pops con masa de azúcar o fondant. Sabemos que hay colores, formas y sabores para cada ocasión especial, y que la imaginación siempre da para encontrar una novedad que sorprenda. Sin embargo, este año rebasaremos el límite de esa imaginación recubriendo con fondant un tradicional pudín inglés navideño. ¿Estáis preparados? Veamos cómo podemos convertir un clásico de la Navidad inglesa en una dulce tentación para los amantes de la repostería con masa elástica. ¡Ojo! Su versión original lleva alcohol, pero en este caso haremos una variante familiar que pueda ser disfrutada por grandes y pequeños.

Cómo elaborar un pudding navideño con pasas

Para la elaboración de este postre típico de la Navidad anglosajona necesitaremos: 400 gramos de uvas pasas y sultanas, 125 gramos de fruta confitada (naranja o limón), 350 gramos de harina, 2 cucharadas de miel, 3 huevos medianos (separando yemas de claras), ½ vaso de leche entera, 100 gramos de almendra molida, Sigue leyendo

Mesas dulces

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

En Fondant nos encantan las mesas dulces, la más novedosa tendencia en organización de fiestas y celebraciones, son conocidas también con el nombre de “mesas de postres” o “Candybars”, y se montan a modo de “bufet de repostería” en los eventos con una excelente presentación que a menudo es temática, para que los asistentes se sientan irresistiblemente atraídos a probar las tartas y postres elaborados para la ocasión.

¿Por qué se están volviendo tan famosas las Mesas Dulces? En primer lugar, porque al igual que ocurre con la decoración y creación repostera, constituye un arte del cual los aficionados al mundo del dulce disfrutan enormemente. Y en segundo lugar, porque da un toque de distinción remarcable en cualquier evento: no te has limitado a escoger una fecha e invitar a personas, sino que te has entregado de lleno en la preparación previa de esta azucarada barra libre.

¿Qué suele contener una mesa dulce o Candybar?

La mesa de postres ideal para cualquier fiesta debe incluir: cupcakes, galletas decoradas con fondant, tartas recubiertas con masa elástica, macarons, muffins, cookies con chips de chocolate, cake pops, bombones, frutos secos, postres dulces de cuchara como natillas o mousse y bebidas.

Cómo organizar una mesa dulce o mesa de postres

Lo más básico a tener en cuenta antes de empezar a montar nuestra Mesa Dulce es la elección del mantel y sus servilletas, a ser posible a juego. Estos determinarán la gama de colores del resto de los elementos de la mesa y han de ser coherentes con el tema de la celebración, si es el caso.

La composición debe estar equilibrada. Normalmente, colocaremos la tarta o pastel de mayor tamaño en el centro, sobre un pedestal o soporte de tartas, situando después a los lados los cupcakes, galletas personalizadas, muffins y el resto de dulces.

Para presentar todas estas delicias, existe un sinfín de recipientes y expositores que podemos utilizar: cápsulas y recipientes transparentes, un soporte de corcho forrado para clavar los cake pops, bandejas escalonadas e incluso giratorias.

Si queremos, además, marcar una diferencia y mostrar que nos importan nuestros invitados, añadiremos tarjetas junto a cada postre indicando sus ingredientes, cosa que agradecerán no solo por satisfacer la curiosidad sino por estar informados en el caso de ser alérgicos a alguno de ellos.

La decoración no comestible de las mesas dulces puede estar compuesta por globos, banderitas, recortables, flores de tela, confeti y otros artículos de fiesta.

Mesas dulces temáticas

Las Mesas Dulces resultan especialmente adecuadas para la celebración de eventos concretos como bodas, aniversarios, cumpleaños, bautizos o fiestas temáticas. Personalizar tu mesa dulce conlleva modificar los colores y la decoración según el motivo, pero también transformar los elementos que componen la mesa, ¿o qué mejor recipiente existiría para tus dulces en Halloween que una calabaza vacía?

Como montar una tarta fondant de varios pisos

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Las tartas fondant de varios pisos, especialmente indicadas para celebraciones a las que asisten muchos invitados o eventos únicos como una boda o la presentación de una empresa, requieren dedicación, esmero y la utilización de utensilios apropiados. Si, además, hablamos de un pastel decorado con fondant, estos requisitos se vuelven todavía más importantes.

Vamos a detallar las distintas fases del montaje de una tarta fondant de tres pisos con decoración, para que podáis planificar con antelación todo lo que necesitáis y Sigue leyendo

Cómo hacer Fondant con sabor chocolate para cubrir tus tartas, cupcakes, galletas y cake pops

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

tarta fondant de bodas

Tanto el sabor como el color chocolate para la masa fondant para tartas tienen fama de ser los más difíciles de conseguir de forma casera. Cuando preparamos masa elástica para decorar nuestros pasteles, cupcakes y galletas en casa, tan solo hemos de utilizar cacao en polvo para que la pasta adquiera unas características naturales. Cabe destacar que, de hecho, el fondant de chocolate hecho en casa siempre tendrá un sabor menos artificial que el que lleva tintes, aunque sea cierto que tiñendo la pasta de azúcar con colorantes podemos obtener colores más intensos.

Otro factor muy importante a tener en cuenta es que debemos descartar de antemano cualquier tipo de cacao soluble convencional como ingrediente de nuestra receta, ya que estaríamos duplicando o triplicando su contenido en azúcar, obteniendo un resultado que no sería ni Sigue leyendo

Tartas fondant con las formas más curiosas

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Una tarta redonda o rectangular recubierta con fondant y alguna figurita o adorno añadidos siempre es bien recibida por nuestro cumpleañero o agasajado, pero lo que no puede ponerse en duda es que una tarta con forma original y personalizada en función de los gustos de la persona en cuestión deja de ser un simple postre y se convierte en un regalo inolvidable. A continuación, os daremos algunas ideas de pasteles con masa elástica con formas curiosas que podéis hacer para vuestros seres queridos.

En algunos de los casos que os vamos a exponer, será necesario o bien disponer de un molde para hornear el bizcocho con la forma deseada, o bien cortarlo una vez cocinado, utilizando los Sigue leyendo

Tartas con formas originales en fondant

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Desde niños, estamos acostumbrados a ver y comer tartas con formas redondas, cuadradas o rectangulares, cuyo mayor atractivo lo compone una frase escrita con sirope, o las tradicionales rosetas hechas con manga pastelera usando crema, merengue o chocolate. En las últimas décadas, hemos sido testigos de que el mundo de la repostería vio la necesidad de modernizarse, incorporando caramelos, galletas y chucherías a su decoración.

Gracias al uso del fondant, sin embargo, este campo se amplía considerablemente, y posibilita la creación de pasteles y tartas visualmente fantásticos, materializando ideas que no habrían sido siquiera concebidas años atrás. Un pastel trabajado con pasta de azúcar es, en realidad, un regalo más para el homenajeado y no simplemente el postre del día.

Si bien podemos decir que los límites los marca nuestra propia imaginación, las siguientes son las formas de tartas originales hechas con fondant más usuales actualmente.

-Si queremos trabajar un bizcocho plano, de unos pocos centímetros, este nos servirá como base para montar nuestro propio campo de fútbol –con cobertura de fondant color verde, porterías y gradas de pasta de goma y, si nos atrevemos, incluso un marcador-. También podemos confeccionar una camiseta del equipo favorito de nuestro cumpleañero, y trabajar con fondant su nombre y la numeración. O bien, sencillamente, añadir sobre el bizcocho recubierto figuritas de personajes infantiles o famosos.

-Dando forma a un bizcocho rectangular o redondo con un poco más de altura, os proponemos trabajar con fondant de azúcar dos pasteles de lo más originales: el primero, un coche descapotable que lleve dentro a una pareja de novios moldeada con masa elástica; la segunda, una cesta adornada que puede contener cupcakes, cake pops o galletas reales o hechos con fondant.

-Finalmente, los pasteles fondant en forma de casitas o castillos están creando escuela por dos razones fundamentales. Por un lado, son ideales para fiestas infantiles; por el otro, admiten tantos elementos como el cocinero-creador quiera añadirle. Este tipo de tartas fondant requiere mucha destreza a la hora de montar las distintas partes del bizcocho, aunque en muchos casos los tejados, torres y otros elementos están hechos a base de pasta de azúcar coloreada, igual que las ventanas, el jardín, etc. Detalles laboriosos como el de dibujar los ladrillos sobre el fondant todavía sin secar dan al regalo un acabado impresionante.