Categoría: Muffins

Muffins de arándanos y limón

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Una de las combinaciones con mayor éxito en el mundo de la repostería es el muffin de arándanos. El hecho de que el sabor de la azulada baya se debata entre lo ácido y lo dulce probablemente contribuye a que este snack cause sensación, convirtiéndose a menudo en la estrella de desayunos y meriendas.

Queremos compartir con vosotros una variación de la receta básica del muffin de arándanos: la de los muffins de limón y arándanos ¿Vamos a la cocina?

Cómo preparar y hornear muffins de arándanos y limón

Antes de comenzar, hemos de cerciorarnos de que tenemos todos los ingredientes a mano: 2 tazas de harina, ½  cucharadita de levadura, ½  cucharadita de sal, 1 pizca de bicarbonato, 1 taza de azúcar, ½  taza de leche entera, 1/3 de una taza de aceite vegetal, ¼ de una taza de zumo de limón, 2 huevos batidos, aroma de limón y de vainilla, 2 cucharadas de ralladura de limón y 1 taza de arándanos.

Para comenzar, precalentamos el horno a 180⁰, y aprovechamos este tiempo para engrasar los moldes con mantequilla o forrarlos con papel vegetal. Si tenemos cápsulas para muffins apropiadas, esto no será necesario.

Con el propósito de elaborar la masa que irá al horno, tamizamos sobre un mismo recipiente la harina, la sal, la levadura y el bicarbonato. Para finalizar, añadimos el azúcar y removemos.

Separadamente y en un recipiente más pequeño, mezclamos el aceite vegetal, la leche, el zumo de limón, los huevos batidos, los aromas y la ralladura de limón.

Formamos un volcán con los ingredientes secos (una montañita con un pequeño agujero en el centro) y vertemos la mezcla líquida en él. Ya solo nos queda batir bien la masa hasta que sea completamente homogénea e integrar los arándanos en ella. Si previamente rebozamos los arándanos en harina, evitaremos que se vayan al fondo antes de que se cocine el muffin.

Llenamos los moldes solamente en dos tercios de su total y los metemos al horno durante aproximadamente 20 minutos. Cuando tengamos nuestros muffins listos, tal y como vemos en la imagen, podemos adornarlos con glaseado de limón, algo que potenciará más aún su delicioso sabor.