Archivo por meses: enero 2016

Desmontamos 7 mitos falsos sobre el chocolate

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

beneficios-del-chocolate

¡Al rico chocolate! ¡Pues claro que sí! ¡Si alguien te dice que el chocolate es malo para la salud, está mintiendo como un bellaco! Tiene una cantidad de propiedades beneficiosas que ni te lo imaginas. Eso sí, siempre con moderación. Tampoco es para que te atiborres de chocolate pero, en fin, que el chocolate o, mejor dicho, el cacao, que es un alimento que lleva consumiéndose siglos y siglos puede tener efectos muy positivos para tu piel, corazón….

Y además, ¿vamos a privarnos de comer chocolate con lo rico que está? ¡Por supuesto que no! Y en cuanto acabes de leer todos los beneficios que para tu salud tiene el chocolate te vas a abalanzar a por una tableta. ¡Venga! Continúa leyendo que ya verás qué satisfacción te vas a llevar.

1.      ¿Qué provoca acné? ¡Qué va!

Lo primero que vamos a comentar va a alegrar a muchos jóvenes. ¿Quién ha dicho que el chocolate provoca acné? Si lo oyes alguna vez, no le hagas ni caso. Hemos buscado y rebuscado y no hemos encontrado ningún artículo científico que relaciona el chocolate con la aparición del acné. Y, por cierto, tampoco provoca migrañas. Es no es en absoluto cierto. Si no comías chocolate porque creías que provocaba acné o migrañas, estabas totalmente equivocada.

2.      ¡Viva el magnesio para los deportistas!

Pues sí. El chocolate es muy rico en magnesio, así que aporta mogollón de nutrientes. Es increíble la cantidad de energía que aporta, sobre todo para los deportistas. Comiendo chocolate lo que haces es fortalecer tus músculos y conseguirás prolongar tu actividad física. Pero espera, espera, que tenemos más cosas que contarte.

3.      ¡Una piel más sana!

¡Que sí, que sí! Que con el chocolate vas a tener una piel mucho más sana porque resulta que el cacao es muy rico en antioxidantes, y los antioxidantes son geniales para retardar el envejecimiento de la piel. Vamos, que igual de bueno es comerse una onza de chocolate que una manzana. No te hagas vieja antes de hora y come chocolate.

4.      ¡Ni Danacol, ni nada, chocolate!

Sí, sí. Muchas campañas de producto milagro para reducir el colesterol y resulta que uno de los mejores alimentos para reducirlo es el chocolate. Comiendo de una manera moderada lo vas a conseguir porque el chocolate contiene cantidades y cantidades de ácido oleico, fantástico para el colesterol.

5.      Cuida tu corazón

Los dietistas, los nutricionistas y los médicos especialistas están comenzando a recomendar el chocolate para prevenir los ataques cardiovasculares porque rebajan la presión arterial gracias a que contiene mucha fibra y vitamina E.

6.      Más hierro que las lentejas

Efectivamente, ni las lentejas de Popeye tienen tanto hierro como el chocolate. Y el hierro es una vitamina importantísima para tu organismo. El hierro que contiene el chocolate es consecuencia del proceso de fermentación al que se ha sometido en los países que producen el chocolate.

7.      ¡Y la boca sana!

¿Le vas a negar una buena onza de chocolate a tus hijos cuando sepas que es buena para combatir la caries? El cacao es bueno para limpiar los dientes porque no se queda en la boca y por tanto no puede producir la tan temida caries.

Vale, ya tenemos los beneficios que puedes tener comiendo chocolate, pero ¿cuál es la cantidad indicada? Pues una onza al día, siempre y cuando el chocolate que te estés comiendo supere el sesenta por ciento de pureza. ¿Y cuánto pesa una onza? Pues entre cuarenta y sesenta gramos.

Eso sí, si crees que en un determinado día vas a consumir más energía porque tienes una jornada laboral más largo o porque vas a hacer deporte puedes consumir algunos gramos más. Pero que el chocolate siempre sea de calidad porque de lo contrario no vas a beneficiarte de todas estas propiedades.

El chocolate lo puedes tomar a onzas, como te estamos indicando pero también puedes utilizarlo en multitud de pastelitos. Pon chocolate con más del sesenta por ciento de pureza en un cupcake, por ejemplo o en alguna de las múltiples recetas con chocolate que puedes encontrar en este blog.

Bueno, y esto es todo lo que queríamos contarte sobre los beneficios del chocolate. Ya ves, seguro que te hemos desmontado algunos falsos mitos.

¿Comes chocolate regularmente? ¿Conocías todos estos beneficios? Anda, respóndenos en los comentarios.

Y si te ha gustado este post, ¿qué tal si lo compartes?

Fuente: www.abc.es

El éxito de los Candy Bar. ¿Cómo monto mi Candy Bar?

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Candy-bar

A ver, ¿qué celebración tienes a la vista? ¿Una comunión, un bautizo, una boda? ¿O simplemente quieres sorprender a todo el mundo en el cumpleaños de tu hijo? Llevas años haciendo todo tipo de tartas, pastelitos y cup cakes y quieres ofrecer algo distinto. ¡Pues ya está! ¿Por qué no pruebas hacer un Candy Bar? ¿Qué todavía no sabes lo que es? Pues nada, empezamos explicándolo.

Pues es tan fácil como montar una mesa con todo tipo de dulces, golosinas, pop cakes, pastelitos… ¿Sólo eso? Bueno, no sólo eso. Es que para quedar la mar de bien tienes que tener mucha imaginación. No es tan sencillo. Se trata de montar una mesa, sí. Pero tiene que tener una misma temática. Así que tienes que sentarte y pararte a pensar.

¿Ya estás sentada y dispuesta a pensar? Pues vamos a ver si te damos un ejemplo para que lo tengas algo más claro. Imagina que quieres hacer una Candy Bar para el cumpleaños de tu hijo. Lo primero que tienes que analizar es los gustos y las aficiones de tu chaval. ¿Es tenista o juega al baloncesto? Pues nada. Tienes que escoger los motivos de estos deportes y empezar. Puedes montar una cancha de tenis encima de la Candy Bar con sus redes, sus líneas, su silla de árbitro e incluso puedes buscar unas figuritas que hagan de recogepelotas. ¿Qué te parece la idea? No nos vas a decir que no le vas a sorprender, ¿verdad?

Ahora, algunos consejillos para que tu Candy Bar tenga todo el éxito que buscas.

  • Lo primero es buscar una mesa y dotarla con un mantel a juego. Pero el mantel que sea de tela ¿eh? ¡Ni se te ocurra poner una mesa con un mantel de papel! El color del mantel que vaya a juego con la temática que has elegido.
  • Monta la temática. Si has elegido el tenis, pues ya te hemos dado las ideas para hacerlo.

Para adornar la Candy Bar puedes elegir entre:

  • Gominolas, nubes, caramelos y regalices. Procura ponerlas de distintos tamaños y también puedes poner este tipo de dulces con azúcar y sin azúcar. Esta es quizá la manera más económica de montar tu Candy Bar.
  • Chupa chups y priuletas, de distintas formas y tamaños. Cuadradas, redondas. De todo tipo de sabores. Algunas con chicle y otras sin chicle.
  • Cupcakes. Los cupcakes siempre son garantía de éxito. Estos dulces siempre son los preferidos por los más peques de la casa. Está más que claro que si optas por montar tu Candy Bar no vas a hacer una tarta de cumpleaños al uso. Eso sí, o bien los compras o si tienes tiempo los tienes que hacer tú misma. Y, claro, eso requiere tiempo, pero es siempre mejor hacer los cupcakes en casa. Si entras en este enlace puedes coger algunas ideas para tu cupcake
  • Cake pops. También son muy vistosos y los niños se los comen como locos. Son como piruletas pero de pasteles. También puedes ver aquí cómo hacer cake pops.
  • Los macarons están también muy de moda. Sin embargo, quizá estos dulces estén más indicados para bodas que para cumpleaños, pero si los pones en tu Candy Bar también vas a quedar la mar de bien. Aquí puedes ver alguna que otra receta de macarons.
  • Galletas
  • Donuts
  • Piezas de chocolate

Todos estos dulces que te acabamos de contar los puedes meter en diferentes recipientes. Lo mejor es cada recipiente sea diferente al otro y otro detalle que queda la mar de bien en tu Candy Bar es que etiquetes cada recipiente con el tipo de dulce que los comensales van a encontrar.

Ya ves qué manera tan sencilla de dar la campanada en una celebración. En este post te habrás fijado que nos hemos centrado en un cumpleaños pero tus Candy Bar las puedes montar para bodas, bautizos y otro tipo de acontecimientos.

Y para acabar con este post sobre los Candy Bar te hacemos un pequeño repaso histórico para que sepas donde nació esta tradición que se ha extendido por todo el mundo. ¿Qué dónde nació? Sí, efectivamente, lo has adivinado. En los Estados Unidos de América y concretamente en el Estado de Pensilvania.

Allí, sobre la década de los 50 del pasado siglo, y no se sabe muy bien por qué los invitados a una boda depositaban en una mesa sus pasteles y sus golosinas como una forma de dar la enhorabuena a los recién casados. También se solía hacer en las pedidas de mano y en algunos bautizos. Y, ya ves, ahora es todo un arte digno de estudio.

Bueno, pues qué te ha aparecido. ¿Te atreverías a montar una Candy Bar? ¿Qué ya la has montado? Pues si has montado una Candy Bar, ¿a qué esperas para contarnos a todas nosotras cómo lo has hecho y así aprendemos unas de otras? Venga, no te cortes y explícanoslo en los comentarios.

Y ya lo sabes, y te lo pedimos encarecidamente. Si te ha gustado este post, ¡compártelo!

Cake pops deliciosos de chocolate blanco

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

cake-pops-originales

Hay cientos de recetas de cake pops. Y todas ellas deliciosas. Lo cierto es, y está más que comprobado, que estos diminutos pastelitos hacen las delicias de todo el mundo, pero sobre todo de los más peques de la casa. Y lo cierto también, y también está más que demostrado, es que son súper sencillos de hacer.

No es la primera vez que te ofrecemos recetas para hacer cake pops y suponemos que no será la última. Porque hay miles de combinaciones posibles. En esta ocasión hemos optado por el chocolate blanco, pero es que también los puedes hacer con nutella, con galletas oreo…

Ingredientes

  • Tres tabletas de chocolate blanco
  • 60 gramos de mantequilla
  • 100 gramos de galletas
  • Medio vaso de leche
  • Palitos para enganchar los cake pops

Modo de elaboración

  1. El primer paso es que conviertas en polvo las galletas. Las galletas tienen que ser las que más te gusten. Machaca las galletas con un mortero.
  2. Añade una cucharada de mantequilla y mézclala con las galletas trituradas y amásalo con tus manos hasta que consigas una masa compacta. Para que esta mezcla no se te pegue en las manos utiliza un poco de harina.
  3. El siguiente paso, una vez tengas esa masa compacta es ir cogiendo trocitos e ir moldeándolos hasta conseguir la forma que deseas. Puedes hacer bolitas y las vas colocando en una bandeja. Que estén separadas aproximadamente un centímetro.
  4. Una vez tengas las bolitas hechas lo que tienes que hacer ahora es meterlas en la nevera durante unos cincuenta minutos. De esta manera lograrás que, con el frío cojan consistencia.
  5. Mientras la bandeja con las bolas están haciéndose duras en la nevera lo que tienes que empezar a hacer ahora es preparar el chocolate. Derrite el resto de mantequilla en una cacerola.
  6. Una vez que esté derretida la mantequilla trocea las tabletas de chocolate blanco y tienes que removerlo todo hasta que formes una crema. Si ves que está espesa, añade leche, pero poco a poco, que no te quede muy líquida.
  7. Vale. Ya está. Es el momento de sacar la bandeja de las bolas de la nevera y empezar a darle formar a los cake pops.
  8. Remoja la punta de los palos en el chocolate y lo clavas en la bola. Introduce el palo hasta la mitad de la bola.
  9. Baña ahora la bola con el chocolate y cuando ya lo hayas hecho y asegurándote que no gotea clava el palo en un corcho o en cualquier otra superficie pero que siempre quede en posición vertical. Hazlo con todas las bolas y déjalas reposar unos diez minutos.
  10. Vale. Ya estamos acabando. Después de ese reposo de diez minutos, mételos de nuevo en la nevera. Una vez fríos, ya están listos para comer.
  11. El último paso ya depende de tu imaginación. Decora las bolitas con lo que tú quieras.

Como te decíamos al principio. Fácil, ¿verdad? Los cake pop, que pueden ser considerados como una variante de los cup cakes, se han hecho muy populares en los últimos tiempos pero ya existen referencias que estos pastelitos se elaboraban desde finales del siglo XIX. Repostería creativa para que hagas felices a todo el mundo.

Por cierto, una pregunta. ¿Tienes recetas de cake pops que quieras compartir con todo el mundo? Pues nada. Envíanos tu receta y estaremos encantados de publicarla. Cuantas más recetas tengamos, pues mucho mejor, ¿no crees?

Y, claro, si te ha gustado esta receta, ¿por qué no la compartes? Seguro que a alguna amiga tuya también le interesa. Y nosotros te estaríamos enormemente agradecidos de que lo compartieras.

Como hacer pasta de flores para decorar tus tartas

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

flor-decoracion-tartasMuy bien. Pues ya tengo hecha una preciosa tarta y la he recubierto de fondant. Pero quiero más, quiero que quede la mar de guapa. ¿Y cómo hacerlo? Pues haciendo una pasta para después hacer unas preciosas flores y que le den a mi tarta un aspecto espectacular. Y aquí andamos, en una receta súper sencilla para que puedas hacer una pasta con la que después moldear las flores. Así que, sin más preámbulos, vamos a por esa receta. Aquí va:

Ingredientes

  • 300 gramos de azúcar glas
  • 45 mililitros de agua
  • 15 mililitros de CMC
  • 1 cucharada sopera de manteca vegetal

Modo de elaboración

1.       Mezcla en un bol el azúcar y el CMC.
2.       Coge los 45 mililitros de agua y ponlos al fuego hasta que hiervan y añade el azúcar y el CMC.
3.       Ahora toma una cuchara y remuévelo todo hasta que tengas una masa compacta.
4.       Una vez tengas esa masa compacta añade la manteca vegetal y amasa toda la mezcla hasta que no te quede ni un grumo.
5.       Envuelve la masa en papel film y déjala reposar 24 horas antes de utilizarla.
6.       Esta masa la puedes guardar fuera de la nevera. Te puede durar unos tres días. Si pasado ese tiempo no la has utilizado es mejor que la tires.
7.       Puedes colorear la masa con el color que prefieras.
Y ahora simplemente se trata de modelar las flores. Y, claro, cuando hablamos de flores puedes moldear cualquier otra figura. Eso ya depende de tu imaginación. Nosotros queremos compartir este video que, además de mostrarte la receta que te acabamos de explicar te enseña cómo hacer una sencilla flor.

Y aquí tiene otra manera muy sencilla de hacer flores con fondant:

¿Qué es el CMC?

Bueno, como has visto hemos utilizado el CMC. ¿Sabes lo qué es? Pues estas siglas se traducen como CarboxiMetilCelulosa y también lo puedes haber visto escrito como Tylose. Es simplemente un polvillo muy fino de color blanco y que no tiene olor y que se usa principalmente en la repostería creativa y en muy pequeñas cantidades.
El CMC es simplemente un espesante y ayuda a estabilizar diversos productos como el fondant. Si estás interesada en conocer más aspectos sobre el CMC, puedes leer este artículo.
Pues hasta aquí, lo que queríamos contaros sobre cómo hacer una sencilla pasta para decorar tus tartas de fondant. Como has visto no te va a costar ningún trabajo hacerlas. Empieza por estas sencillas figuras y poco a poco verás como te conviertes en una auténtica experta de la decoración y en una maestra de la repostería creativa.
¿Eres una fan de la repostería creativa? ¿Cómo haces tú pasta para decorar? Utilizas esta receta o tienes algún secretillo que quieras compartir con todas nosotras. Pues cuéntanoslo en los comentarios.
Y si te ha gustado lo que te acabamos de contar, no lo dudes, compártelo entre todas tus amigas.