Archivo por meses: febrero 2014

Webs de repostería que no te puedes perder: Sweetapolita

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Foto by: www.sweetapolita.com

Fondant os presenta la web de temática pastelera Sweetapolita (http://sweetapolita.com/) es, entre las de su categoría, la más parecida a un blog personal. De hecho, se podría describir como un blog temático que aúna la afición por la repostería, la fotografía tanto de ingredientes como de creaciones y la ilusión por compartir recetas y nuevos descubrimientos en este ámbito.

Si algo merece ser destacado en esta web, sin embargo, es su dinamismo: se actualiza con frecuencia adicionando artículos de prensa sobre el mundo de la repostería aparecidos en publicaciones de renombre como The Huffington Post, Foodista, People o Good Morning America. Por si fuera poco, incluye enlaces a multitudes de webs y blogs relacionadas, puedes suscribirte a sus noticias por e-mail y encontrarla en casi todas las redes sociales y plataformas de vídeo.

¿Quién se esconde detrás de tanta dedicación?

Foto by: www.sweetapolita.com

Conoce a la creadora de Sweetapolita: Rosie

Esta canadiense, casada y madre de dos hijas, describe en primera persona en la sección de presentación de su página que es una adicta a los pasteles, y que descubrió su pasión a los 16 años, mientras trabajaba en una panadería alemana.

En el año 2000, creó una empresa de cosmética hecha a mano, pero después de unos años prefirió centrarse en su formación como repostera, dejando que su socia se hiciese cargo del proyecto en solitario. Entonces comenzó a asistir a clases en la escuela Bonnie Gordon de Toronto, especializándose en el diseño de tartas y dulces.

No fue, sin embargo, hasta 2010, cuando creó el blog “Sweetapolita” y empezó a compartir su pasión por la repostería, la fotografía y la decoración de postres.

¿Qué más puedes encontrar en la página de Sweetapolita?

-Una vasta selección de sus recetas más exquisitas minuciosamente detalladas. Entre ellas, la “tarta delicia de merengue de limón”, la “tarta de leche agria con lavanda y fresas”, el “bizcocho de zanahoria hawaiano con glaseado de coco” o las “cookies de cumpleaños de triple chocolate”.

¿Estáis listos para entrar en el mundo de Sweetapolita? Seguro que encontráis numerosas ideas originales para poner en práctica en la cocina.

 

 

 

Receta: galletas de mantequilla

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

A Fondant y a muchos de vosotros, las galletas de mantequilla suelen recordarnos a la infancia, a las fechas navideñas, a la famosas latas redondas en las que aún hoy se comercializan y que, al quedar vacías, suelen convertirse en costureros o improvisados cofres de fotos y recuerdos.

Ahora bien, el sabor de unas buenas galletas de mantequilla caseras y la satisfacción que nos produce el prepararlas y hornearlas nosotros mismos son dos cosas insustituibles. En este artículo, vamos a compartir con vosotros una receta simple y apetitosa con la que podréis elaborar de forma rápida y sencilla vuestras galletas.

Ingredientes de las galletas de mantequilla caseras

Para su preparación hemos de disponer de: 225 gramos de harina con levadura, 170 gramos de mantequilla, 110 gramos de azúcar, 1 huevo batido y una pizca de sal.

Cómo hacer galletas de mantequilla en casa

Primero, echaremos la harina y la sal tamizadas en un recipiente, para mezclarlas manualmente con la mantequilla, trabajándola bien hasta que parezca un plato de migas. Después, añadimos el azúcar y el huevo batido, removiendo enérgicamente hasta obtener una masa homogénea. Como el resultado será bastante firme, es aconsejable amasarla durante unos instantes fuera del recipiente para que adquiera suavidad.

Le daremos forma de bola y la envolveremos en plástico de cocina, para introducirla en el frigorífico y dejarla reposar allí unos 30 minutos. Pasado este tiempo, solo nos resta aplanarla con un rodillo hasta tener una lámina de nuestro grosor deseado (no se aconseja sobrepasar los 8 milímetros de altura) y, utilizando vasos pequeños o cortadores, dar forma a nuestras futuras galletas de mantequilla. Debemos aprovechar toda la masa, volviendo a trabajar con las manos y el rodillo los trozos sobrantes cada vez que haga falta.

Las galletas de mantequilla se hornean a 180⁰, sobre una lámina de papel vegetal, durante aproximadamente un cuarto de hora, aunque tendremos que comprobar con frecuencia hasta notar que tienen el color dorado que buscamos.

Cómo decorar y conservar tus galletas de mantequilla caseras

Para la decoración de galletas de mantequilla, puedes utilizar fondant o sumergirlas hasta la mitad en chocolate fundido, dejándolas secar a continuación sobre papel de aluminio. Aunque son muchas las personas que prefieren disfrutarlas sin ningún añadido, al estilo clásico, nunca está de más experimentar cuando se trata de una ocasión especial.

Y para terminar, un consejo de conservación: cuando las galletas de mantequilla se han enfriado del todo, pueden guardarse en un tarro de cristal hermético, lo que asegurará que mantienen su frescura durante semanas.