Archivo por meses: agosto 2013

Cake pops para fiestas infantiles

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

cake pops de fantasmas

Los cake pops son claros candidatos a convertirse en el dulce estrella de la fiesta, tanto si hacemos que todos participen en su elaboración como si sencillamente les invitamos a degustarlos. Cuando hablamos de fiestas para niños, en estos tiempos en los que todo parece haber sido ya inventado, todo alarde de imaginación es poco.

Por ello, una manera muy acertada de sorprender a los pequeños es incluir cake pops en el menú de la fiesta, pero no cake pops sencillos, sino unos con la forma de personajes de moda como Bob Esponja, los pitufos, los Angry Birds o los Simpsons.

En celebraciones temáticas como reuniones navideñas o de Halloween, los cake pops se prestan

Sigue leyendo

Coberturas de fondant para cupcakes según sus ingredientes

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

El método de cobertura con fondant más utilizado para decorar cupcakes es, sin duda, el de recubrir la superficie de los mismos, casi como si les pusiésemos una “tapa”. Como hemos comentado en otros artículos, el cupcake no se infla y su parte superior prácticamente plana es ideal para esta decoración. Asimismo, son muchos los que se aventuran a colocar letras, dibujos, lazos, rosas o figuritas de personajes infantiles o famosos sobre su repostería.

Se ha de aclarar que las espirales que vemos a menudo encima de los cupcakes no pueden conseguirse con fondant, el cual no posee la consistencia idónea para ser trabajado con manga pastelera. Si quisiéramos modelar con pasta de azúcar algo similar, lo tendríamos que hacer con nuestras manos.

Ya hemos aprendido cómo fabricar nuestro propio fondant casero y cómo añadirle tanto sabor como color. Así pues, el tono final de nuestros cupcakes también se puede modificar añadiendo cacao en polvo a la mezcla o utilizando colorantes comestibles; en cuanto al sabor, es posible utilizar tanto saborizantes en aceite como aromas, esencias, frutas y otros ingredientes añadidos.

A continuación os proponemos algunas combinaciones con las que sin duda siempre acertaréis.

-Cupcake de chocolate con cobertura fondant beige sabor vainilla. Una deliciosa variante podría ser un cupcake básico con chips de chocolate en su interior, recubierto con pasta de azúcar con aroma de vainilla y fideos de chocolate por encima.

-Cupcake de nuez –bien con trozos de nuez en el interior, o bien con esencia de nuez como ingrediente según se prefiera- cubierto con fondant marrón claro sabor dulce de leche.

-Cupcake relleno de mermelada de arándanos con cobertura de masa elástica roja sabor frambuesa.

-Cupcake con esencia de canela adornado con una rosa blanca trabajada en fondant.

-Cupcake con sabor o virutas de coco en el interior recubierto por una capa color marrón oscuro de fondant con sabor a café. Las “tapas” superiores de tonos intensos se pueden combinar con letras, dibujos o motivos en fondant neutro.

-Y por último, cupcake relleno de confitura de naranja con cobertura fondant blanca con sabor a chocolate blanco.

¿Ya tienes todos los ingredientes que necesitas?

Receta: Tarta Sacher

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

El tradicional pastel Sacher -o Sachertorte- de Viena encierra múltiples secretos en su exquisito sabor. Bautizado con el apellido de su creador, se elabora todavía según su receta original, conocida por muy pocos, en un hotel de la ciudad austriaca regentado por descendientes suyos. Amantes de chocolate de todo el mundo via jan a Viena para probar, al menos, una vez en la vida, la auténtica tarta Sacher.

Con un abanico de variantes, pero todas compartiendo un elemento común, el chocolate, las tartas Sacher son un símbolo de buen gusto, exquisitez y elegancia, quizá por la sobriedad de su apariencia o tal vez por la pureza de ingredientes como el chocolate puro o la mermelada de albaricoque.

La tarta Sacher se recubre con un glaseado de chocolate y azúcar muy similar al fondant, pero que no llega a ser la masa elástica que podemos trabajar y estirar para conseguir una superficie perfecta. Recomendamos elaborar fondant casero tiñéndolo de un color chocolate intenso para lograr un acabado insuperable en nuestra Sacher hecha en casa.

Los ingredientes necesarios para el característico bizcocho relleno de crema de albaricoque de la tarta Sacher son:

-150 gramos de chocolate negro para fundir,

-100 gramos de azúcar glacé,

-150 gramos de mantequilla a temperatura ambiente,

-6 claras de huevo,

-6 yemas de huevo,

-50 gramos de azúcar blanco,

-una pizca de sal,

-mermelada de albaricoque.

Para preparar el bizcocho, primero mezclaremos el chocolate ya fundido con la mantequilla, y al resultado le añadiremos las yemas bien batidas con el azúcar glacé a modo de ponche. Seguidamente incorporaremos las claras y el azúcar que habremos batido a punto de nieve y, gradualmente y sin dejar de remover enérgicamente, la harina y la sal.

Hornearemos la mezcla en un recipiente adecuado durante aproximadamente cuarenta y cinco minutos a 180º centígrados. Una vez cocinada y cuando se haya enfriado del todo, la sacamos de su molde, la dividimos por la mitad en dos pisos exactamente iguales y untamos la parte baja con mermelada de albaricoque tibia, volviendo a encajar después la otra mitad.

Mientras dejamos reposar el bizcocho con su relleno de albaricoque, llega el momento de ponernos a trabajar la masa elástica fondant de color chocolate intenso. A la hora de estirarla y colocarla sobre el pastel, aconsejamos utilizar una fina capa de la misma confitura que lo rellena para asegurar la adherencia y obtener un resultado armonioso en cuanto al sabor.

Tampoco debemos olvidarnos de alisar bien los bordes ayudándonos con una espátula. Si bien la tarta fondant tiene una apariencia sobria y no suele incorporar decoración, no estaría de más, ya que estamos utilizando pasta de azúcar, moldear una rosa roja o blanca para darle un toque de elegancia.

Tartas con formas originales en fondant

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Desde niños, estamos acostumbrados a ver y comer tartas con formas redondas, cuadradas o rectangulares, cuyo mayor atractivo lo compone una frase escrita con sirope, o las tradicionales rosetas hechas con manga pastelera usando crema, merengue o chocolate. En las últimas décadas, hemos sido testigos de que el mundo de la repostería vio la necesidad de modernizarse, incorporando caramelos, galletas y chucherías a su decoración.

Gracias al uso del fondant, sin embargo, este campo se amplía considerablemente, y posibilita la creación de pasteles y tartas visualmente fantásticos, materializando ideas que no habrían sido siquiera concebidas años atrás. Un pastel trabajado con pasta de azúcar es, en realidad, un regalo más para el homenajeado y no simplemente el postre del día.

Si bien podemos decir que los límites los marca nuestra propia imaginación, las siguientes son las formas de tartas originales hechas con fondant más usuales actualmente.

-Si queremos trabajar un bizcocho plano, de unos pocos centímetros, este nos servirá como base para montar nuestro propio campo de fútbol –con cobertura de fondant color verde, porterías y gradas de pasta de goma y, si nos atrevemos, incluso un marcador-. También podemos confeccionar una camiseta del equipo favorito de nuestro cumpleañero, y trabajar con fondant su nombre y la numeración. O bien, sencillamente, añadir sobre el bizcocho recubierto figuritas de personajes infantiles o famosos.

-Dando forma a un bizcocho rectangular o redondo con un poco más de altura, os proponemos trabajar con fondant de azúcar dos pasteles de lo más originales: el primero, un coche descapotable que lleve dentro a una pareja de novios moldeada con masa elástica; la segunda, una cesta adornada que puede contener cupcakes, cake pops o galletas reales o hechos con fondant.

-Finalmente, los pasteles fondant en forma de casitas o castillos están creando escuela por dos razones fundamentales. Por un lado, son ideales para fiestas infantiles; por el otro, admiten tantos elementos como el cocinero-creador quiera añadirle. Este tipo de tartas fondant requiere mucha destreza a la hora de montar las distintas partes del bizcocho, aunque en muchos casos los tejados, torres y otros elementos están hechos a base de pasta de azúcar coloreada, igual que las ventanas, el jardín, etc. Detalles laboriosos como el de dibujar los ladrillos sobre el fondant todavía sin secar dan al regalo un acabado impresionante.

Fondant de distintos sabores para tus bizcochos, cupcakes, galletas y tartas

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

La masa elástica de azúcar o fondant, tal y como la elaboramos en casa a partir de agua, azúcar, jarabe de glucosa o nubes es, simplemente, una masa de dulzura neutra que tan solo potencia el sabor de la tarta, cupcake, galleta o bizcocho que recubre.

Cuando aplicamos una cobertura de fondant con sabor propio a nuestra repostería, damos consistencia al sabor general de la misma: si escogemos sabores similares para el recubrimiento y el relleno, el resultado final se verá agradablemente intensificado y, en el caso de contrastar sabores, podemos obtener sorprendentes y explosivas combinaciones.

El saborizante para el fondant se ha de añadir en la última fase de su preparación, cuando amasamos la pasta y antes de formar la bola para dejarla reposar. Esto puede hacerse tanto con fondant casero o con pasta de azúcar neutra que hayamos comprado previamente.

Actualmente, el mercado de la pastelería pone a nuestra disposición una extensa variedad de saborizantes en aceite, los cuales podemos usar en la elaboración de la cobertura de nuestras galletas, pasteles, cupcakes y otros dulces. Se trata de un producto de alta concentración que debe ser usado en cantidades muy pequeñas –tan solo unas gotas o media cucharada de café para cubrir una tarta mediana-, pues el gusto de nuestro fondant es complementario al de la tarta y el resultado debe ser armonioso.

El aceite saborizante para fondant normalmente no modifica su textura ni su color; si queremos teñir el fondant, hemos de buscar un saborizante o esencia que cumpla esta función o añadir un colorante específico en el mismo momento de darle sabor a la cobertura.

A continuación os dejamos algunas sugerencias para la combinación de sabores en una tarta con fondant.

-Fondant de vainilla con bizcocho relleno de nata.

-Fondant de chocolate con bizcocho relleno de menta.

-Fondant de praliné con bizcocho relleno de cereza.

-Fondant de frutas del bosque con bizcocho relleno de chocolate.

-Fondant de fresa y kiwi con bizcocho relleno de naranja.

Y tú, ¿qué combinación sugieres?

Ideas para decorar tu repostería con fondant

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Una de las grandes ventajas de decorar con fondant es que proporciona un prácticamente infinito campo para la creatividad. En este artículo os daremos algunos ejemplos de detalles originales a base de fondant que podéis colocar en vuestras tartas, cupcakes y galletas decoradas.

-La rosa de fondant es una apuesta de éxito seguro para tartas de bodas y comuniones, o bien para pasteles elegantes y sobrios para una persona mayor o una ocasión formal. Para elaborarla, es necesario formar primero la parte central –parecida a un trompo invertido-, para luego ir añadiendo fondant cortado en círculos y que habremos aplanado en los bordes simulando los pétalos de la rosa.

-El lazo, una opción también elegante, suele colocarse sobre galletas y pasteles, aunque –en función de su tamaño- puede adornar cupcakes de igual manera. Su elaboración, como la de otras figuras, se basará en trabajar la masa del fondant como si fuera plastilina. Podemos darle una forma recta o formar un tubo de fondant y hacer el nudo nosotros mismos.

-Dar forma a los bordes del fondant que cubre galletas y cupcakes es un sencillo detalle del acabado en la decoración con masa elástica que realmente marca una diferencia. Con un palillo, podemos formar ondulaciones en el borde de la masa ya cortada, o utilizar un molde ya fabricado para, por ejemplo, darle forma de estrella.

-Una tarta con velas hechas de fondant hará las delicias de los niños. Por supuesto que no se podrán encender, pero podréis colocar las verdaderas después de que los pequeños se las hayan comido. Recomendamos hacer palos de pasta de goma con su color neutro, y moldear las pequeñas llamas con fondant de color amarillo.

-Las figuritas hechas con fondant son, actualmente, todo un reclamo para decorar tartas y pasteles. Y es que, bien trabajadas, pueden llegar a ser una réplica reconocible del jugador de fútbol favorito del homenajeado, del bebé recién llegado o del mismísimo cumpleañero.

Al terminar nuestro trabajo de formas con masa elástica de azúcar, es fundamental para su apariencia final que las dejemos secar del todo antes de manipularlas y pegarlas, si bien podemos incorporar, con sumo cuidado, palillos a las figuritas de fondant antes de que se sequen para poder clavarlas a la tarta.

Tartas de boda con fondant

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

La dificultad de realizar un pastel de boda con fondant radica no solo en saber proporcionarle un acabado único que esté a la altura de la importancia de un día tan señalado, sino también en montar los diferentes pisos de la tarta sin que la pasta de azúcar se estropee. Si sientes curiosidad por saber cómo se monta una tarta de varios niveles con fondant o estás pensando en aventurarte a hacer una tú mismo, ¡atento a las siguientes indicaciones!

-Antes de montar la tarta, cada uno de los bizcochos ha de estar perfectamente cubierto con nuestro fondant; utilizar la gama de colores pastel es un acierto seguro en las tartas de boda. Para garantizar una adherencia perfecta de la pasta de azúcar al bizcocho y que el resultado sea totalmente plano, podemos recubrirlo con una finísima capa de mermelada sin grumos o del propio fondant rebajado con agua. Ayudándonos con una espátula, alisamos especialmente los bordes y sitios donde pudiesen formarse pliegues y cortamos el fondant sobrante.

-Cuando cada bizcocho recubierto con masa elástica esté bien seco, empezaremos tomando el de mayor tamaño como base. Utilizando un rotulador de tinta comestible, podemos dibujar el contorno del piso superior, si bien no es recomendable hacerlo con el propio bizcocho ya que la línea quedaría visible. Lo ideal es hacer una plantilla de cartón que sea un centímetro de diámetro menor al siguiente nivel o repasar el borde de un CD limpio y sin usar para tomarlo como referencia.

-Guiándonos por las medidas marcadas, introduciremos cuatro palitos formando un cuadrado en el pastel base, de manera que sobresalga solamente la mitad de cada uno –que irá clavada por debajo en el nivel de arriba-. Estos palitos no deben, bajo ningún concepto, asomar por fuera del bizcocho superior.

-Entre los cuatro palitos y aplicado con mucho cuidado usando un pincel, extenderemos un poco de fondant previamente calentado con agua en el microondas: será nuestro pegamento casero. Todo esto quedará cubierto por el piso siguiente y no se verá, pero igualmente hemos de realizarlo de manera estética evitando que escurra por los lados; la cantidad aplicada debe ser mínima.

-Solo nos queda colocar el piso siguiente y esperar a que el pegamento se seque, y realizar el mismo procedimiento con cada nivel de bizcocho con fondant de azúcar, hasta tener nuestra tarta de boda preparada para decorar. Un trabajo que requiere pulcritud y limpieza, pero con un dulce resultado que merece la pena.