Archivo por meses: junio 2013

Tutorial básico de elaboración de cupcakes

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Os vamos a mostrar cómo hacer cupcakes sencillos para decorarlos. Esta receta es la del cupcake básico al que no se le agrega ningún sabor, esto es, sería como una madalena o como su pariente, el muffin, en su versión pura. Más adelante veremos que se pueden elaborar cupcakes caseros añadiendo fruta molida o chafada –plátano, por ejemplo- y sin la necesidad de utilizar, en este caso, saborizantes, aunque sí los necesitemos para el fondant.

Con las siguientes cantidades podemos obtener alrededor de doce cupcakes de tamaño mediano:

-150 gramos de mantequilla que no esté fría,

-150 gramos de azúcar,

-150 gramos de harina,

-media cuchara de postre de polvo royal,

-3 huevos,

-dos cucharadas de leche.

Realizamos la mezcla añadiendo gradualmente los ingredientes sin dejar de batir por este orden: el azúcar, la mantequilla, los tres huevos uno a uno, la leche, la harina y el polvo royal. Hay que remover bien, ¡que no quede ni un grumo!

La masa resultante se reparte por los moldes que vayamos a utilizar en el horno –colocando previamente las cápsulas de papel dentro de los mismos-, teniendo en cuenta que solo podemos llenar dos tercios de la capacidad total, ya que el cupcake crecerá al cocinarse.

Con el horno precalentado a 180ºC., introducimos los moldes con la masa y esperamos alrededor de veinte minutos, comprobando con un palillo que no han quedado crudos en el interior. Mientras los cupcakes se enfrían, trabajamos la bola o bolas de fondant que hayamos escogido para decorarlos.

Los cupcakes no suelen quedar tan inflados en la parte de arriba como las madalenas y los muffins, por lo que resultará sencillo adherir un círculo de fondant con mermelada o pasta de azúcar a la parte superior, así como estirarlo sin gran dificultad. Recomendamos trabajar bien los bordes, darles forma con un palillo y espolvorear virutas de chocolate por encima.

Otra buena opción es la de dibujar una letra con fondant en cada cupcake para enviar un mensaje al homenajeado, o para que los niños se entretengan descifrando la frase secreta. ¡Seguro que serás el mejor anfitrión!

Origen del fondant

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

tartas fondant Los orígenes del fondant tal como lo conocemos hoy día se remontan a la época renacentista, periodo durante el cual el presupuesto de los pasteleros más humildes no alcanzaba para comprar grandes cantidades de azúcar. Por ello, echaron mano de la imaginación y se dedicaron a elaborar una mezcla de azúcar y almendras para decorar su repostería. Aquella masa era algo muy similar al mazapán, una versión muy cercana a la del fondant que todavía en nuestro tiempo se elabora en países como México.  

Fue lejos de allí, no obstante, donde se inició la tendencia: Australia y Reino Unido fueron las primeras naciones en dar uso a la mencionada pasta de azúcar, que luego se expandió por Europa antes de cruzar el océano y llegar a EEUU, donde entre los siglos XX y XXI se gestó el “boom” de las tartas fondant, y posteriormente el de las galletas, los cupcakes y otros dulces con la famosa cobertura.

A caballo entre el arte y la pastelería, el término fondant proviene del idioma francés y significa “que se derrite o se funde”, y es que eso es exactamente lo que hace esta mezcla de agua y azúcar –en su forma más simple-, derretirse en nuestra boca. Con frecuencia, tendemos a llamar fondant al chocolate de postres, algo que las propias marcas alimenticias han propiciado; pero debemos tener claro que, si bien en contadas recetas de masa de azúcar se incluye el chocolate para derretir como ingrediente, hablamos en todo caso de dos cosas muy distintas.

Así, para definir con exactitud el fondant diríamos que se trata de una pasta elástica dulce que trabajamos y estiramos para recubrir pasteles, galletas, cupcakes, bizcochos, cake pops y, en algunos casos, la moldeamos para crear divertidas formas y figuras. Sus ingredientes base son agua, azúcar y glucosa, pero encontraremos numerosas versiones que incorporan gelatina, nubes (marshmallows), harina, manteca o mantequilla, o incluso glicerina y pegamentos comestibles en su variedad comercial. 

El uso del fondant, también denominado betún, icing –término de influencia anglosajona-, pasta de goma o masa elástica, ha evolucionado a lo largo de los siglos para pasar de ser una alternativa económica para recubrir tartas a una verdadera creación artística o, por así decirlo, la “manualidad” reina de la repostería actual. 

origen del fondant

Nace Fondant.es!!

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

tartas fondant

Nace Fondant.es un espacio dedicado al mundo de la repostería, donde podras disfrutar de una manera conjunta de recetas, tartas fondant, cupcakes, galletas decoradas, cake pops, blogs, cursos y un largo sin fin de todo lo relacionado con el Fondant.

Donde damos la oportunidad que toda persona que le apasione como a nosotros el mundo del fondant, pueda publicar sus recetas, post, cursos, etc… Y de esta manera compartir con tod@s nuestros amigos sus creaciones y se de a conocer desde Fondant.es.

Esperamos que desde Fondant.es podamos disfrutar muchos y muy buenos momentos dulces ;)

Un abrazo muy dulce y bienvenido a tod@s.

El equipo de Fondant.es