Cake pops originales para Halloween: momias de chocolate blanco

cake pops momias halloween

En Fondant, la propuesta de hoy te permitirá impresionar a los invitados de tu fiesta de Halloween gracias a estas simpáticas momias-cake pop con un interior diferente al que estamos acostumbrados. En este caso, vamos a realizar el bocadito con palo de moda utilizando galleta en lugar de bizcocho de chocolate.

Esta receta de cake pop terrorífico requiere de los siguientes ingredientes:

-Galletas tipo maría

-Mantequilla Sigue leyendo

Tarta Rainbow

Tarta Rainbow

El artículo de hoy está especialmente dedicado a aquellos que pierdan la cabeza por un postre multi-capa, ya que la original tarta Rainbow es todo un arco iris de sabor, colores y dulzura en capas. Ideal para fiestas de cumpleaños, su elaboración puede animar cualquier tarde lluviosa y fría o involucrar a los niños de la casa o la escuela en una actividad diferente y divertida.

¿Qué ingredientes lleva la tarta arco iris?

En la cobertura: 1 cucharadita de aroma de vainilla, 250 gramos de queso mascarpone, 350 gramos de azúcar glas.

En la tarta: 125 gramos de mantequilla a temperatura ambiente, 150 gramos de azúcar moreno fino, 225 gramos de harina simple, 3 huevos, 1 cucharadita de levadura Royal, 1 cucharadita de aroma de vainilla y 1 pizca de sal.

Para teñir las capas de la tarta Rainbow, recomendamos utilizar 6 colorantes alimenticios diferentes. Los colores que te proponemos son rojo, naranja, amarillo, verde, azul y violeta, si bien has de ser tú quien aporte creatividad cada vez que elabores este pastel.

Elaborar la tarta en capas con los colores del arco iris

Cocinar y montar esta tarta es más sencillo de lo que puede parecer. Mientras precalentamos el Sigue leyendo

Bakerella.com, la web de la creadora de los cake pops

cake-pops-bakerella

Foto by: www.bakerella.com

 

Cuando visitamos por primera vez la página web Bakerella (http://www.bakerella.com/), nos damos cuenta de su enfoque algo distinto y más directo si la comparamos con la mayoría de webs de repostería. Su creadora, también famosa por haber inventado los cake pops, declara abiertamente que su sitio online está destinado a aquellos que quieren aprender a hornear y decorar galletas, cupcakes y tartas de una manera fácil y divertida.

También afirma considerarse aún una aprendiz, que experimenta en la decoración de postres, pero lo cierto es que sus creaciones están a la altura de los mejores pasteleros, y no le falta originalidad a la hora de elaborar nuevas recetas de pasteles, brownies, cookies y, cómo no, de sus famosos cake pops.

Navegar por el sitio online Bakerella 

De este sitio destacamos su buena organización por categorías, así como la posibilidad de hacer búsquedas dentro de la web, algo sumamente útil cuando queremos buscar, por ejemplo, recetas publicadas para utilizar un ingrediente en concreto. También podemos acceder a enlaces de interés del mundo de la repostería, a una sección de preguntas frecuentes y a su tienda online, que sigue la línea de otras muchas alojadas en el gigante Amazon. Gracias a este último dato, sus seguidores encuentran más fiable y seguro comprar por internet utensilios para cocinar y decorar cupcakes, montar tartas o trabajar con fondant.

bakerella

Foto by: www.bakerella.com

¿Qué tipo de recetas de repostería ofrece Bakerella? 

Sus recetas, que se encuentran agrupadas en un menú principal por categorías, incluyen dulces para el desayuno, pasteles de queso, tartas, brownies, cupcakes, postres de chocolate, creaciones con fondant y todo tipo de “pops” (cake pops, pop stars, cupcake bites y cake balls, entre otros).

Cuando entramos a la sección de cake pops, podemos visitar su web específica: http://www.cakepop.com

¿Qué contiene la web oficial cakepop.com? 

Desde esta web, podemos comprar el libro de la creadora de los cake pops, que incluye cuarenta recetas inéditas y los mejores trucos y consejos para que nos queden perfectos. Todo un lujo recibir esta información directamente de su inventora; no en vano, el libro permaneció en la lista de Best Sellers del periódico The New York Times durante seis semanas seguidas.

Aparte del libro, también pone a disposición de curiosos y aficionados al dulce kits para hacer tus propios cake pops, e-books y tutoriales en vídeo. Si quieres sorprender a los tuyos con estas deliciosas piruletas de bizcocho y fondant y te faltan ideas originales sobre cómo hacerlo, te recomendamos que visites esta web.

Muffins de arándanos y limón

Una de las combinaciones con mayor éxito en el mundo de la repostería es el muffin de arándanos. El hecho de que el sabor de la azulada baya se debata entre lo ácido y lo dulce probablemente contribuye a que este snack cause sensación, convirtiéndose a menudo en la estrella de desayunos y meriendas.

Queremos compartir con vosotros una variación de la receta básica del muffin de arándanos: la de los muffins de limón y arándanos ¿Vamos a la cocina?

Cómo preparar y hornear muffins de arándanos y limón

Antes de comenzar, hemos de cerciorarnos de que tenemos todos los ingredientes a mano: 2 tazas de harina, ½  cucharadita de levadura, ½  cucharadita de sal, 1 pizca de bicarbonato, 1 taza de azúcar, ½  taza de leche entera, 1/3 de una taza de aceite vegetal, ¼ de una taza de zumo de limón, 2 huevos batidos, aroma de limón y de vainilla, 2 cucharadas de ralladura de limón y 1 taza de arándanos.

Para comenzar, precalentamos el horno a 180⁰, y aprovechamos este tiempo para engrasar los moldes con mantequilla o forrarlos con papel vegetal. Si tenemos cápsulas para muffins apropiadas, esto no será necesario.

Con el propósito de elaborar la masa que irá al horno, tamizamos sobre un mismo recipiente la harina, la sal, la levadura y el bicarbonato. Para finalizar, añadimos el azúcar y removemos.

Separadamente y en un recipiente más pequeño, mezclamos el aceite vegetal, la leche, el zumo de limón, los huevos batidos, los aromas y la ralladura de limón.

Formamos un volcán con los ingredientes secos (una montañita con un pequeño agujero en el centro) y vertemos la mezcla líquida en él. Ya solo nos queda batir bien la masa hasta que sea completamente homogénea e integrar los arándanos en ella. Si previamente rebozamos los arándanos en harina, evitaremos que se vayan al fondo antes de que se cocine el muffin.

Llenamos los moldes solamente en dos tercios de su total y los metemos al horno durante aproximadamente 20 minutos. Cuando tengamos nuestros muffins listos, tal y como vemos en la imagen, podemos adornarlos con glaseado de limón, algo que potenciará más aún su delicioso sabor.

Cupcakes con figuritas de fondant

cupcakes con ositos

 

En esta ocasión, vamos a enseñaros cómo confeccionar y montar una figurita de fondant sobre vuestros cupcakes. Como muestra la foto, podemos arriesgarnos sin problema alguno a colocar un osito de pasta de azúcar de tamaño mediano encima del dulce sin temor a que se caiga, gracias a la técnica que aprenderemos en este artículo.

Como base utilizaremos un cupcake sencillo, de vainilla o sin ningún tipo de colorantes ni saborizantes. El postre irá en su cápsula atada con un lazo fino, llevará una cobertura de fondant neutro y, sobre ella, un osito hecho con fondant de chocolate, que conseguiremos a partir de sustituir el 20% del azúcar de la receta por cacao puro en polvo.

Cómo elaborar un osito de fondant para decorar nuestros cupcakes

Una vez la masa elástica está bien trabajada y lo suficientemente flexible para ser moldeada, iremos dando forma a las distintas formas del cuerpo del osito, sin dejar que se sequen para poder unirlas.

  1. Cuerpo: es la parte más grande de la figurita y le daremos una forma similar a un huevo.
  2. Cabeza: la lograremos moldeando una bola más pequeña que sea ovalada.
  3. Para las patas, haremos  cuatro conos, dos de ellos un poco más largos que los otros para colocarlos como brazos.
  4. Rápidamente, uniremos las partes alisando el fondant para que no queden fisuras, y haremos que el osito quede en la postura deseada, aplanando su base en la medida de lo posible.
  5. Solo nos resta colocarle últimos detalles con la pasta de azúcar sobrante como las orejas y el hocico y, con algo de fondant en color negro y rosado, añadir los ojos, la nariz, y la rosa que sujetará.

Es sumamente importante no dejar pasar el tiempo antes de añadir estos accesorios a la figurita o clavar los palillos que lo sujetarán al cupcake, ya que si esperamos a que se seque podemos estropear nuestra creación.

Tan pronto como hayamos añadido todos los detalles, aplicaremos un poco de fondant rebajado con agua en la base del osito e insertaremos las dos mitades de un palillo de manera que, a su vez, solo la mitad quede enterrada en cada uno de los elementos. Solamente así conseguiremos un equilibrio perfecto entre la figurita y el cupcake.

¿Cake pop o Cupcake?

En este artículo os proponemos una idea original y divertida para realizar cake pops, las famosas bolitas de bizcocho de chocolate recubiertas con fondant, y presentadas en forma de “chupa chups”.

Se trata de un cake pop con forma de cupcake. Sí, habéis leído bien, haremos que nuestra pequeña creación repostera imite a un cupcake de chocolate con frosting de fondant de fresa o neutro y decorados con una guindilla.

Paso a paso: elaborar cake pops con forma de cupcakes

  1. Antes de comenzar, hemos de tener preparadas nuestras bolitas de bizcocho, queso mascarpone y azúcar, bien formadas y ya sólidas, tras haber pasado un tiempo en el frigorífico.
  2. Entonces, podremos fundir el chocolate e ir introduciendo, primero, los palitos que sujetarán el dulce, recordando que el chocolate no debe cubrir más que un dedo de grosor en la longitud del palo.
  3. Vamos insertando cada palito en su bola de bizcocho sin que llegue a sobrepasar el ecuador de esta, y los clavamos en un corcho, de forma que no se rocen unos cake pops con otros.
  4. Dejando pasar un margen de tiempo para que la unión entre bolita de bizcocho y palo se estabilice, pasaremos a sumergir cada bola en el chocolate derretido. Esta es, probablemente, la parte de la elaboración de esta receta que requiere mayor destreza, ya que solo con la práctica iremos consiguiendo que el chocolate no gotee ni haya exceso de producto sobre la esfera.
  5. Con mucho cuidado, volvemos a clavar nuestros cake pops en el corcho para que el recubrimiento de chocolate solidifique.
  6. Durante la espera, podemos dar inicio a la tarea de ablandar el fondant; primero, de color blanco o rosado. En este caso, necesitaremos pedacitos muy pequeños y finos en comparación con la decoración de galletas personalizadas. Para recubrir el cake pop hasta la mitad, con un círculo algo más grande que una moneda de dos euros nos bastará.
  7. Una vez los círculos de masa elástica estén listos para ser estirados sobre los cake pops, comenzaremos a ajustar cada uno de ellos a la mitad superior de las bolitas de chocolate. Con ayuda de una espátula o un palillo, alisaremos y eliminaremos el fondant sobrante para que el acabado sea perfecto. Pese a que el chocolate base ya estará sólido, se trata de un trabajo de precisión, ya que la separación entre el “cupcake” y su glaseado debe quedar bien definida.
  8. Para terminar, haremos bolitas con fondant rojo y las colocaremos en lo alto, usando un poco de pasta de azúcar rebajada con agua tibia para adherirlas.

Como ya conocemos la forma de prepararlos, ahora podemos experimentar con otros colores, y sustituir la guindilla por un elemento de decoración distinto. ¿Qué os han parecido estos cake pops disfrazados de cupcakes?

Cupcakes para princesas

En Fondant cuando se acerca el cumpleaños de una niña, nos embarga la emoción y todos los preparativos son pocos; haríamos lo que fuese porque en su día nuestra pequeña cumpleañera se sienta como una verdadera princesa.

Para ese día tan especial, os proponemos un cupcake especialmente diseñado para ella y sus amigas: con sabor a fresa y de color rosa, presentado en una cápsula con lacito de tul, decorado con fideos de fondant rosado y coronado por dos zapatitos de un tono un poco más intenso.

¿Creéis que este cupcake rosa para princesitas hará que se iluminen de ilusión los ojos de vuestras pequeñas? ¡Vamos a probar!

Ingredientes necesarios para elaborar cupcakes de fresa de color rosa                          

Para nuestra rosada creación repostera, necesitaremos: 100 gramos de harina, 125 gramos de azúcar, 1 cucharadita de levadura, ½ cucharadita de sal, 125 gramos de mantequilla sin sal a temperatura ambiente, 100 gramos de puré de fresas congelado (o, en su defecto, mermelada), 4 huevos enteros, 100 mililitros de leche y unas gotas de colorante de color rosa.

Cómo preparar cupcakes rosados con sabor a fresa

-Pondremos el horno a precalentar a 180⁰, y aprovecharemos para colocar nuestras cápsulas de papel dentro de los moldes, y así ya tenerlas preparadas para el momento de verter la masa.

-En un recipiente, mezclaremos la harina, el azúcar, la levadura y la sal, y reservaremos el resultado para más adelante.

-En la batidora, haremos un puré homogéneo con la mantequilla y las fresas (o la mermelada); cuando esté listo, añadiremos la mezcla seca anterior al propio vaso del electrodoméstico y mezclaremos hasta que la masa sea consistente y espesa.

- En un tercer recipiente, batiremos los huevos junto a la leche y el colorante –cuanto más intenso queramos que sea el color rosado, más gotas incorporaremos-, siendo esta la última mezcla a agregar a la masa. Mezclaremos bien y verteremos el resultado en los moldes, llenando solamente tres cuartas partes de los mismos.

-Hornearemos hasta que, al introducir un palillo, este salga limpio, lo cual sucederá de manera estimada alrededor de 20 minutos después de meterlos en el horno.

Decorando cupcakes para tu princesa

Mientras los cupcakes se enfrían del todo, podremos aprovechar para moldear con fondant color fucsia unos zapatitos de princesa, a los que podemos añadir flores de pasta de azúcar blanca, como las que vemos en la imagen.

Sin embargo, el topping de nuestros cupcakes rosados con sabor a fresa lo elaboraremos con una pistola para fondant y masa elástica color rosa pastel, llenando la superficie de los mismos con finos fideos. Para terminar, encajamos con cuidado los zapatitos sobre los fideos mientras aún estén blandos.

Estos cupcakes con fondant serán una dulce sorpresa para las pequeñas cumpleañeras.

Webs de repostería que no te puedes perder: Sweetapolita

Foto by: www.sweetapolita.com

Fondant os presenta la web de temática pastelera Sweetapolita (http://sweetapolita.com/) es, entre las de su categoría, la más parecida a un blog personal. De hecho, se podría describir como un blog temático que aúna la afición por la repostería, la fotografía tanto de ingredientes como de creaciones y la ilusión por compartir recetas y nuevos descubrimientos en este ámbito.

Si algo merece ser destacado en esta web, sin embargo, es su dinamismo: se actualiza con frecuencia adicionando artículos de prensa sobre el mundo de la repostería aparecidos en publicaciones de renombre como The Huffington Post, Foodista, People o Good Morning America. Por si fuera poco, incluye enlaces a multitudes de webs y blogs relacionadas, puedes suscribirte a sus noticias por e-mail y encontrarla en casi todas las redes sociales y plataformas de vídeo.

¿Quién se esconde detrás de tanta dedicación?

Foto by: www.sweetapolita.com

Conoce a la creadora de Sweetapolita: Rosie

Esta canadiense, casada y madre de dos hijas, describe en primera persona en la sección de presentación de su página que es una adicta a los pasteles, y que descubrió su pasión a los 16 años, mientras trabajaba en una panadería alemana.

En el año 2000, creó una empresa de cosmética hecha a mano, pero después de unos años prefirió centrarse en su formación como repostera, dejando que su socia se hiciese cargo del proyecto en solitario. Entonces comenzó a asistir a clases en la escuela Bonnie Gordon de Toronto, especializándose en el diseño de tartas y dulces.

No fue, sin embargo, hasta 2010, cuando creó el blog “Sweetapolita” y empezó a compartir su pasión por la repostería, la fotografía y la decoración de postres.

¿Qué más puedes encontrar en la página de Sweetapolita?

-Una vasta selección de sus recetas más exquisitas minuciosamente detalladas. Entre ellas, la “tarta delicia de merengue de limón”, la “tarta de leche agria con lavanda y fresas”, el “bizcocho de zanahoria hawaiano con glaseado de coco” o las “cookies de cumpleaños de triple chocolate”.

¿Estáis listos para entrar en el mundo de Sweetapolita? Seguro que encontráis numerosas ideas originales para poner en práctica en la cocina.

 

 

 

Receta: galletas de mantequilla

A Fondant y a muchos de vosotros, las galletas de mantequilla suelen recordarnos a la infancia, a las fechas navideñas, a la famosas latas redondas en las que aún hoy se comercializan y que, al quedar vacías, suelen convertirse en costureros o improvisados cofres de fotos y recuerdos.

Ahora bien, el sabor de unas buenas galletas de mantequilla caseras y la satisfacción que nos produce el prepararlas y hornearlas nosotros mismos son dos cosas insustituibles. En este artículo, vamos a compartir con vosotros una receta simple y apetitosa con la que podréis elaborar de forma rápida y sencilla vuestras galletas.

Ingredientes de las galletas de mantequilla caseras

Para su preparación hemos de disponer de: 225 gramos de harina con levadura, 170 gramos de mantequilla, 110 gramos de azúcar, 1 huevo batido y una pizca de sal.

Cómo hacer galletas de mantequilla en casa

Primero, echaremos la harina y la sal tamizadas en un recipiente, para mezclarlas manualmente con la mantequilla, trabajándola bien hasta que parezca un plato de migas. Después, añadimos el azúcar y el huevo batido, removiendo enérgicamente hasta obtener una masa homogénea. Como el resultado será bastante firme, es aconsejable amasarla durante unos instantes fuera del recipiente para que adquiera suavidad.

Le daremos forma de bola y la envolveremos en plástico de cocina, para introducirla en el frigorífico y dejarla reposar allí unos 30 minutos. Pasado este tiempo, solo nos resta aplanarla con un rodillo hasta tener una lámina de nuestro grosor deseado (no se aconseja sobrepasar los 8 milímetros de altura) y, utilizando vasos pequeños o cortadores, dar forma a nuestras futuras galletas de mantequilla. Debemos aprovechar toda la masa, volviendo a trabajar con las manos y el rodillo los trozos sobrantes cada vez que haga falta.

Las galletas de mantequilla se hornean a 180⁰, sobre una lámina de papel vegetal, durante aproximadamente un cuarto de hora, aunque tendremos que comprobar con frecuencia hasta notar que tienen el color dorado que buscamos.

Cómo decorar y conservar tus galletas de mantequilla caseras

Para la decoración de galletas de mantequilla, puedes utilizar fondant o sumergirlas hasta la mitad en chocolate fundido, dejándolas secar a continuación sobre papel de aluminio. Aunque son muchas las personas que prefieren disfrutarlas sin ningún añadido, al estilo clásico, nunca está de más experimentar cuando se trata de una ocasión especial.

Y para terminar, un consejo de conservación: cuando las galletas de mantequilla se han enfriado del todo, pueden guardarse en un tarro de cristal hermético, lo que asegurará que mantienen su frescura durante semanas.

Cupcakes para San Valentín

cupcakes-san-valentin

En el día de San Valentín a todos nos gusta sorprender y ser sorprendidos. Por alguna razón, quizá por la dulzura que nos inspiran las personas a las que queremos, es una fecha en la que se nos antoja más que nunca regalar repostería y disfrutar de ella.

Si queréis obsequiar con un pequeño y dulce detalle a vuestros seres queridos en una ocasión tan señalada, os proponemos hornear vuestros propios cupcakes del día de los enamorados: cupcake de vainilla con buttercream de chocolate blanco y decoración con fondant y sprinkles de color rosa.

Primer paso: preparar la masa para los cupcakes de San Valentín y hornearlos

Para hacer cupcakes de vainilla necesitamos 250 gramos de mantequilla, 1 taza de harina, ½ taza de azúcar, 2 huevos, ralladura de cáscara de naranja, 1 cucharada de levadura royal y 1 cucharita de postre de aroma de vainilla.

En un recipiente, mezclamos el azúcar con la mantequilla ligeramente derretida hasta que no haya grumos. Añadimos los dos huevos y removemos bien. Sin dejar de batir, espolvoreamos sobre la mezcla la levadura y la ralladura de naranja y, por último, la harina. Debemos remover enérgicamente hasta que la mezcla quede bien ligada.

Colocamos cápsulas de papel escogidas para la ocasión- en tonos blancos, rosados, o con corazoncitos rojos- dentro de los moldes y llenamos cada hueco con la mezcla. Se ha de recordar que el cupcake crecerá al cocinarse, por lo que solo llenaremos dos tercios de cada molde. Los metemos en el horno a 180⁰ durante 30 minutos y… ¡listos!

Segundo paso: preparar la buttercream de chocolate blanco

Esta crema de mantequilla que dará un toque de sabor inconfundible a nuestros cupcakes del 14 de Febrero es muy fácil de preparar. Solamente necesitamos 100 gramos de azúcar glass, 100 gramos de mantequilla a temperatura ambiente y media tableta de chocolate blanco (50 gramos aproximadamente).

En una batidora eléctrica, mezclaremos el azúcar y la mantequilla hasta que el resultado sea completamente homogéneo; después, derretiremos el chocolate blanco y lo añadiremos, para batir nuevamente hasta obtener nuestra buttercream de chocolate blanco.

Cómo decorar cupcakes para el día de los enamorados

Con nuestros cupcakes de vainilla preparados en sus coquetas cápsulas de papel ya fríos, llenaremos una manga pastelera con la buttercream de chocolate blanco y, haciendo uso de una boquilla mediana o grande, colocaremos una generosa espiral sobre el postre.

A continuación, repartiremos sprinkles o fídeos de color rosa por todo el borde de la crema. Finalmente colocaremos pequeños corazones comestibles de color rosado, rojo o fucsia en lo alto de la espiral de buttercream de chocolate blanco. ¿Adivináis de qué estarán hechos? ¡Exacto! Podéis trabajar vuestro fondant la noche anterior, hacer una lámina fina y cortar con un molde en forma de corazón tantas unidades como cupcakes haréis. Durante la noche adquirirán la firmeza necesaria para mantenerse sobre la crema de este amoroso dulce